WHITE RUSSIAN: Se trata de un cóctel no apto para los que no toleran la lactosa, el White russian poco tiene que ver con Rusia, de hecho es una bebida más bien típica de Finlandia. Su nombre se lo debe a su ingrediente principal, el vodka.
Si bien nunca ha sido uno de los cócteles más consumidos, ha vivido dos épocas gloriosas: la primera en la década de los 70 y la última a finales de los 90 gracias a la mítica película de los hermanos Coen “el Gran Lebowski”, en la que el White Russian era el trago predilecto del protagonista, The Dude.
Si bien la base no varía: vodka, licor de café y nata o crema de leche; son bastantes las variaciones debido a los gustos del barman o el consumidor. Así podemos encontrar el cóctel White russian con Baileys o simplemente leche en lugar de la nata. En el toque final algunos incluso le ponen un poco de nuez moscada, cuestión de gustos.

Ingredientes para un White russian

  • 2 cl. de licor de café 
  • 5 cl. de vodka
  • 3 cl. de nata líquida