Ponche es el término general para una amplia variedad de cócteles, que pueden contener alcohol o no, pero que contienen fruta o zumo. El ponche suele servirse en fiestas y celebraciones en recipientes grandes y anchos llamados poncheras.
Ponche de mango: 1 litro de ron blanco, el zumo de un limón, 7 mangos maduros, 7 cucharadas de almíbar de azúcar.
Se pueden usar mangas que no tienen pipa (hueso), pero el mango tiene más sabor.
Elaboración: Pelar los mangos, trocearlos y pasarlos por la batidora con el almíbar y el zumo de limón. Poner en un ponchera, verter el ron por encima y dejar macerar unas horas en la nevera. Servir directo sobre hielo, o pasarlo por la batidora aligerándolo con un poco de zumo de mandarinas.

 

Ponche de naranja: ½ litro de ron blanco, una varita de vainilla abierta en dos,
5 naranjas, 1 limón, 2 vasos de agua (6 dl), 450 g de azúcar moreno.
Elaboración: hacer un almíbar con el agua y el azúcar durante 20 minutos, y verterlo caliente sobre dos naranjas sin pelar, previamente troceadas en 4 trozos cada una, y la varita de vainilla (las dos mitades). Dejar enfriar la mezcla y colarla. Añadir entonces el ½ litro de ron más el zumo de las 3 naranjas restantes y el zumo del limón. Macerar 24 horas en la nevera. Servir sobre hielo, o pasarlo por la batidora con hielo.