MI HOMENAJE AL “MUSEO CHICOTE”

Entrar en el Museo Chicote, es entrar en la historia viva de la coctelería de nuestro país, un local canalla que no pierde el encanto, con una decoración Art decó que desde su apertura en 1931 está dándole prestigio a España en el mundo de la coctelería.
 
Por su barra y en las sillas de metal y sofás del local que se conserva intacto desde la época y que ha sido renovado solo en la iluminación, para adaptarlo de un lugar de tertulia y disfrute en un local de copas y punto de encuentro en la noche de Madrid. Han sido testigos de los cambios que la sociedad de nuestro país ha sufrido en estas décadas.
Su fundador Perico Chicote (Madrid, 1899-1977), creó un lugar de culto, por el que no pasa el tiempo, sabiendo aunar su talento natural para las mezclas, su gran personalidad y carisma que le daba una gran facilidad en las relaciones públicas.
Siempre vinculado al mundo de la noche, del éxito, la política, la literatura, la monarquía, el cine, la farándula, el espectáculo y el glamour, por esta sala han pasado personajes tan míticos como Ava Gardner, Gregory Peck, Sofía Loren, Tyrone Power, Gina Lollobrigida, James Stewart, Rita Hayworth, Orson Welles, Bette Davis, Errol Flynn, Lana Turner, Ernest Hemingway, La Princesa Soraya, Rainiero de Mónaco, la Reina Sofía, Fernando Rey, Amparo Ribelles, Paquita Rico, Lola Flores, Carmen Sevilla, Concha Velasco, entre otros, algunos han dejado incluso sus cócteles en la carta para el disfrute de generaciones venideras, al quedar sus gustos inmortalizados en la carta de cócteles del Maestro Chicote.

 

Disfrutar de uno de sus cócteles es entrar en la máquina del tiempo y transportarte a los años de gloria y esplendor del Madrid de la época. Con una elaboración inmediata, a la vista del público, ejecutado por profesionales de la coctelería con gran técnica en la ejecución, que dominan muy bien las mezclas y que logran que degustar uno de los cócteles de la carta, sea una experiencia única para los sentidos.
Tener la suerte de probar las mezclas que se traspasan, generación tras generación, ahora ejecutadas por el equipo actual, es un placer que está al alcance de todos y que nos hace valorar el mundo de la coctelería como un verdadero arte, algo más que servir copas, donde los profesionales muestran su sabiduría y conocimiento.
La carta incluye toda clase de destilados con ginebra, vodka, Ron, tequila o whisky y cócteles clásicos, tropicales, contemporáneos, espumosos, sin alcohol o by Chicote, en una carta de más de 100 cócteles, que a buen seguro hacen las delicias de los paladares selectos y enamoran la de los noveles.
En la actualidad el Museo Chicote, es una sala con encanto y llena de historia, pero en el sótano esconde su verdadero secreto más de 18.000 botellas de licores de la colección privada de su fundador, exclusivas y que para los amantes de la coctelería es un tesoro bien guardado que deseamos se pueda poner en exposición para el disfrute de todos los amantes de este apasionante mundo.
Si tienen la ocasión de ir a Madrid y disponen de la oportunidad de pasar por Gran Vía nº: 12, no duden en tomarse el tiempo necesario para conocer este local con encanto, icono de la capital y brindar con un “Chicote” a la salud de que “¡¡Nuestros sueños se cumplan!!”.