Estos destilados son muy raros. La humanidad ha creado sistemas para la trasformación de los productos y ha investigado sobre la comida, la bebida y un paso más es destilar. Aquí tenemos diez ejemplos con resultados diferentes.

 
Mamajuana: Existen cien leyendas urbanas sobre este brebaje. Hay una versión de la mamajuana, aparte de la archiconocida de hierbas, que se hace con calamares y Poitin: Azucar y patata para un destilado con más de 90 grados de graduación, cuya venta estuvo unos cuantos años prohibida. La primera película filmada en gaélico irlandés, está basada en este maravilloso brevaje. Ahí es nada.
 
Licor de medusa: Es el resultado del destilado de un fruto del mar al que han extirpado las partes urticantes. Dicho de otro modo, los orientales no creen en las banderas rojas por medusas en sus playas, porque prefieren meterlas en alambiques y bebérselas pasado un tiempo aceptable de maceración. Maravilloso.
 
MammaMia Pizza Beer: Pizza con el borde relleno de queso, pizza de piña y anchoas, patatas con sabor pizza, pero ahora lo más de lo más es pedir una cerveza con sabor a pizza. Y esto lo saben bien en Chicago, donde van más allá la mafia, del take away y de las palabrotas con sabor a queso.

 
Licor de lagarto: Este querubín, es el hijo biológico resultado de una noche de pasión entre una señora ginseng ligera de cascos y un señor lagarto asiático más salido que la punta de un quesito. Tras años de eyaculación y maceración, se sirve frío y sin hielo.
 
Absenta Rosa: Jamás asocies el rosa palo con el color de la ropa interior de la Barbie o los cupcakes sabor chicle de fresa ácida. Con casi 70 grados de graduación, este suntuoso zumo de Peppa Pig hasta se usa en coctelería en los locales más insospechados.
 
Bacon Vodka: Definitivamente no sabemos nada acerca de pecados carnales. En ciudades como Seattle se han inventado un vodka con sabor a bacon. El proceso de elaboración es simple; se deja macerar un trozo de tocino en un destilado de patata durante meses y a correr. El resultado, casi es mejor que lo descubra cada uno.
 

Amarula: ¿Quien no ha visto un documental en La 2 sobre jirafas borrachas? Cuando las jirafas y los elefantes comen sin control la marula, se agarran unas moñas de cuidado, y ese filón lo han aprovechado en Sudáfrica para crear el licos Amarula. Bestial.
 
Everclear: Gestada en Canadá, parida en Estados Unidos y educada en la linde entre lo analgésico, lo anestésico y lo etílico­festivo, el Everclear es el chupito más explosivo del mundo, casi a la par del chapoteo del anillo que Frodo dejó escapar en el Monte.
 
Mezcal: Un clásico. El licor matarratas que tiene el gusano dentro. El típico regalo que no llega a los postres. Pues lo dicho, que el prota de El Perfume se hizo famoso por asesino y por sacar la esencia a todo bicho viviente de la faz de la tierra. Lo mismo que nos pasa a nosotros, que cuando tenemos sed nos lo bebemos todo. Y si no, lo destilamos.