El latte macchiato es una bebida preparada con leche y café expreso. Latte Macchiato (la(ː)te maʔˈkja(ː)to) significa en italiano simplemente ‘leche manchada’. El nombre hace referencia al modo de preparación, donde la leche queda «manchada» con el café añadido. Se diferencia de modo significativo del café con leche porque sólo se utiliza ½ tiro de expreso (o menos).
La macchia es una pequeña mácula en la espuma que queda por encima de la leche para indicar claramente que se trata de un latte macchiato y no un café con leche, donde el café expreso tradicionalmente se añade antes que la leche con lo que no tiene «marca». De forma opuesta, otra bebida similar denominada caffè macchiato es en realidad café expreso manchado con leche.
Por el hecho de tener un color muy claro (a diferencia del café con leche) algunas personas le dan el nombre de café blanco.
No confundir con una bebida similar, caffè macchiato.
Ingredientes
  • Leche entera
  • Café espresso
  • Espuma de leche
  • Azúcar

 

Preparación 

 latte-macchiatoLa preparación aunque parezca difícil no lo es, simplemente coger un poquito de práctica a la hora de calentar la leche para hacer la espuma. Para empezar tenemos que tener leche previamente enfriada en la nevera, para calentarla podemos usar una jarra o directamente en el vaso donde vayamos a servir el latte macchiato, ponemos más o menos medio vaso de leche, introduciremos el vaporizador de la cafetera express aproximadamente medio centímetro por debajo de la superficie de la leche y siempre ligeramente inclinado hacia un lado con el fin de que el vapor haga girar la leche y se forme la espuma, haremos que la espuma alcance o sobrepase el borde del vaso, nunca tenemos que sobrepasar los 65 grados ya que las burbujas serian demasiado grandes y la espuma tendería a desaparecer, una vez tengamos el vaso con la leche y la espuma, haremos un café espresso y con ayuda de una jarrita lo verteremos en el vaso a través de la espuma muy despacito para que quede flotando encima de la leche sin mezclarse, también podemos ayudarnos con la parte de atrás de una cucharilla para verter el café, el azúcar la podemos disolver en la jarrita de café o servirla junto con la cucharilla en el plato donde vamos a servir el latte macchiato.
Una vez terminado, veremos un hermoso café de tres capas con una pequeña mancha en la parte superior de la espuma por donde hemos añadido el café espresso. Y a disfrutar.

Consejos para hacer la mejor espuma de leche

  • La leche debe estar fría, si es posible tenerla en la nevera, de esta manera tendremos más tiempo para trabajarla antes de que la crema de la leche llegue a 65°.
  • La leche debe de ser entera, ya que tiene más grasas y proteínas para poder facilitar la obtención de espuma.
  • La leche no se debe de usar varias veces, ya que la desnaturalización de las proteínas impedirá crear la espuma deseada, en cualquier caso hay que dejarla enfriar.
  • No se puede calentar poca leche, porque tendríamos muy poca proteína y se calentaría demasiado rápido, llegando a sobrepasar los 65°.
  • La transformación de leche a espuma se consigue a unos 65°, pasando de estos grados la espuma empieza a desaparecer, ya que las burbujas se hacen demasiado grandes.
  • Si la punta del vaporizador la ponemos demasiado profunda en la leche, esta hará un ruido sordo y no incorporar aire, por lo que no se montará la leche.
  • Si la punta del vaporizador la ponemos en la superficie hará demasiado ruido y hará que las burbujas sean muy grandes, y desaparecerán.
  • El vaporizador debe de estar aproximadamente medio centímetro por debajo de la superficie de la leche, este es más o menos el punto ideal para lograr la espuma.
  • La posición del vaporizador debe de estar ligeramente desplazada hacia un lado de la jarra o vaso para permitir que el vapor haga girar la leche y formar espuma.
  • A medida que la leche se va convirtiendo en espuma deberemos de bajar un poco el vaporizador para que este siga estando a medio centímetro por debajo de la leche.
  • Si seguimos estos pasos y con un poquito de practica conseguiremos una excelente espuma que aguantará todo el tiempo necesario que el cliente necesite.