La ‘Jet Set’ de la coctelería española compite en la capital

Los Oscar de la coctelería. No hay mejor comparación para esta nueva edición de la World Class Competition 2013. Una cita donde la cultura de la mixología se convierte protagonista. Y es que, si los chefs de lujo causan furor en la gastronomía más selecta, la coctelería no podía ser menos.

Organizado desde 2007 por Diageo Reserve, líder mundial en el segmento de las bebidas espirituosas, cuenta ya en España con cuatro ediciones. Un escaparate de nuevos talentos y destilados Premium en el que participan más de 40 países de los cinco continentes.

Así, el espacio temporal de Zapaca Room ha sido el escogido para albergar una primera semifinal en la que diez de los mejores bartenders del país han medido su arte para optar al título de Mejor Bartender de España y representante en la final europea y mundial.

Rene Gonzales de El Gato Tuerto (Gijón), Antonio Naranjo de Premier Triana (Sevilla), Pau Castillo de Clandestino Bar (Valencia) o Alejandro Alayon de Hard Rock Café (Madrid), entre otros, han sido algunos de los nombres protagonistas de la jornada, bajo una temática común denominada Retro-Chic, una tendencia en coctelería donde las creaciones clásicas se reinterpretan inspirándose en los años 50 y 60.

Aunque el secreto del cóctel perfecto “existe sólo para cada persona y cada momento”, ha afirmado Gonzales tras la elaboración de un Daiquiri y un Vesper, la conocida mezcla que toma James Bond en Casino Royale, como ha recordado el bartender.

Un primer paso que tendrá su continuación en mayo en Barcelona, con la segunda semifinal, la antesala de la que sobrevivirán sólo dos finalistas españoles, que competirán entre ellos en la final nacional en julio en la capital, la antesala de una final mundial.

En la primera prueba los participantes han tenido que elaborar el cóctel del reto con el que presentaron sus candidaturas: Hollywood Cocktail, donde han elaborado mezclas con Tanqueray Nº Ten inspirados en la época dorada del cine; Bartender Barchef, elaborados con Zacapa 23 y empleando técnicas culinarias; y por último, Where Flavour is King, con base de la gama Johnnie Walter Super Deluxe.

En el segundo reto, los bartenders han tenido que elegir dos cócteles por sorteo entre 20 creaciones elaboradas con Tanqueray nº Ten, Zacapa y el portfolio Premium de Johnnie Walter.

Las diferentes partes han contado con un jurado especialmente escogido para la ocasión, entre los que se encontraban, entre otros, Simona Caporale, del mítico Artisian Bar del Langham Hotel de Londres y nº1 en The World`s 50 Best Bar 2012, y el ganador de World Class España 2012, Giuseppe Santamaría, del Ohla Boutique Bar de Barcelona.

“Es un evento único para dar a conocer tu trabajo a nivel internacional. A la hora de preparar un cóctel lo más importante es la mezcla de ingredientes como el equilibrio y la verdad, algo que sorprenda”, ha contado Santamaría. Eso sí, el retorno a lo clásico “siempre es la clave”.