Preparación. Gin Tonic canela Brecon

Si hay una ginebra que en los últimos tiempos está ganando puestos de manera constante en nuestro Top de derivados del enebro es la galesa Brecon. En una entrada anterior hemos comentado todas y cada una de sus virtudes, y la verdad es que tras mucho probarla pienso que nos hemos quedado cortos a la hora de reflejar su grandeza.
 
Se defiende en un clásico Gin Tonic como casi ninguna otra y te pega con dureza ante la duda de su validez para otro tipo de cócteles. La hemos servido a amigos amantes de la ginebra y a aficionados casuales. A todos les ha sorprendido su suavidad de entrada y equilibrio de alcohol. Sin duda estamos ante una grande. Esperemos que empiece a extenderse su servicio en los locales, ya que encontrarla a la venta no es tarea fácil.
 
Hoy vamos a elaborar un preparado potenciando con nuestros condimentos dos de sus ingredientes; el omnipresente enebro y la canela. Vamos a conseguir una mezcla entre amargo y dulce que despertará todos nuestros sentidos.
 
Veamos tras el salto cómo realizar de manera sencilla este combinado.

Ingredientes:
 
 
  • Ginebra Brecon Special Reserve
  • Tónica Q’Tonic
  • Hielo
  • Canela en rama
  • Enebro
Todo ello junto con una copa de cristal fino y una cucharilla trenzada que utilizaremos para el servicio de la tónica.
 
Paso 1. Servimos el hielo y enfriamos la copa
 
 
Llenamos la copa de manera abundante con hielo de buena calidad. Cuanto más hielo sirvamos mejor será el resultado final. Intentad evitar que el hielo haya adquirido ningún aroma del congelador. Muchas veces el hielo de gasolinera o supermercado es la mejor solución si no disponemos de un congelador de calidad.
 
 
Una vez servido, removemos el hielo con el fin de enfriar el cristal de la copa. Conseguiremos además asentar los cubitos del combinado (evitando aludes posteriores).
 
Paso 2. Servimos la ginebra
 
 
Llegamos al ingrediente estrella. La joya de este combinado, contando desde 1001 hasta 1003 y desde una cierta altura servimos la ginebra en la copa.
 
Paso 3. Condimentamos
 
 
En primer lugar, cogemos la canela en rama, la introducimos en la copa y removemos ligeramente la ginebra con ella.
 
 
A continuación, con dos o tres bolitas de enebro, previamente presionadas, decoramos el combinado.
 
Paso 4. Servimos la tónica
 
 
Con especial cuidado, y más al utilizar la Q’Tonic, vertemos la tónica al interior del combinado. Nos ayudamos de la cucharilla trenzada para no perder todo el carbónico en este paso. Es importante que el combinado mantenga su fuerza durante el mayor tiempo posible. No debemos malgastarla antes de empezar a degustar.
 
Paso 5. Disfrutar
 
 
Ya hemos terminado este curioso Gin Tonic. Será el primero de muchos que elaboremos con esta ginebra, dado que el juego que ofrece es inigualable. No hemos utilizado ningún cítrico y eso puede extrañar a los mas puristas. Sin embargo, con esta ginebra nadie echará en falta ningún ingrediente.