Es en invierno cuando la coctelería se debe adaptar a las bajas temperaturas y apetece otro tipo de cócteles y aperitivos. Aunque aparentemente a simple vista no suele ser muy habitual hay muchas alternativas que incluso se pueden hacer en casa.

 
Para la época de bajas temperaturas lo ideal es utilizar en la cocteleria bebidas espirituosas, con una más alta graduación alcohólica y que se puedan consumir siempre de manera responsable con más calma y sin la inmediatez de los cócteles de verano que son más para refrescarse. El invierno requiere otras propuestas que esperamos puedan ser de tu interés para los dias de frio.
 
– La primera propuestas es el Negroni. Es un clásico, un cóctel para disfrutarlo y beberlo tranquila y relajadamente, con una alta graduación alcohólica, ideal para combatir las bajas temperaturas. La mezcla de Campari, Martini Rosso y Gin lo convierten en una fuerte propuesta interesante para una salida nocturno de frío invierno.
 
– Una propuesta que no pasa de moda y por su perfil también sirve como alternativa de invierno es el Manhattan, como aperitivo o cierre de velada. Este cóctel por su combinación propone subir un escalón en la forma de consumir el whisky, es una manera diferente de beber un Martini rosso que hay que probar cuando las bajas temperaturas lo permiten.
– Como tercera propuesta sugerimos para la despedida de una velada en buena compañia, hacerlo con un gran Café Irlandés, según su interpretación y ejecución por cada profesional del sector está en la delgada línea de ¿Café o Cóctel? pero cumple con las características de ser un una propuesta interesante para el invierno.